Inicio
Califato, emirato y reinos en al-Andalus

Primeros reinos de taifas

Reino taifa de Badajoz (<1009-1095/6>)


Situación

 

Resumen

El reino de taifa de Badajoz se creó en 1009 propiciado por el vacío de poder que sufrió el califato de Córdoba cuando Muhammad II al-Mahdí dio un golpe de estado contra el califa Hisham II. Aquel hecho provocó la guerra civil (fitna) en casi todo al-Andalus. Muchos dirigentes locales se alzaron con el mando en sus territorios. Así ocurrió en la Marca Inferior donde se alzó el eslavo Sabur.

Sabur al-Amirí (1009-1022) fue un eslavo (saqaliba) liberto de Almanzor, que se proclamó hayib (chambelán) en la Marca Inferior y decidió ejercer el poder de una forma autónoma con respecto a Córdoba. Una de sus medidas fue poner su capital en Badajoz en detrimento de Mérida.

Sus apoyos debieron ser los notables locales, ya que entre ellos escogió como visir a Abd Allah ben Maslama ben al-Aftas, perteneciente a una familia bereber de la tribu de los Miknasa llegada con los conquistadores en el siglo VIII, y por tanto muy arabizada.

Cuando Sabur murió en 1022, Abd Allah tomó el poder y formó su propia dinastía con la aprobación de sus súbditos. Sabur dejó dos hijos que reclamaron la sucesión. Al no conseguirla se refugiaron en Lisboa constituyendo una subtaifa. Pasado un tiempo, un hijo de Abd Allah acabó con la resistencia de los dos hermanos.

Abú Muhammad Abd Allah ben Maslama ben al-Aftas al-Mansur (1022-1045) fue por tanto el primer régulo bereber de la dinastía aftasí. Tomó el título honorífico de al-Mansur con la pretensión de parecer cercano a la etnia árabe. Durante su reinado estallaron las hostilidades con la taifa de Sevilla motivadas por la pretensión por parte del régulo sevillano de apoderarse de la ciudad de Beja. Abd Allah se adelantó enviando a su hijo Muhammad para que la defendiera. Los sevillanos, apoyados por la taifa de Carmona, acudieron e iniciaron un asedio. A pesar de que fueron ayudados por la taifa de Mértola, el reino de Badajoz perdió la plaza, sus habitantes fueron masacrados y Muhammad fue hecho prisionero y llevado a Carmona. En 1030, gracias a unas negociaciones, fue liberado. En ese mismo año, Abd Allah reforzó las murallas de Badajoz, que eran de tierra.

En 1033, la rivalidad entre las taifas de Badajoz y Sevilla se volvió a poner de manifiesto cuando Ismail, hijo del régulo de Sevilla, realizó una expedición contra los cristianos por lo que necesitó atravesar el territorio del reino de Badajoz con la autorización de Abd Allah. Sin embargo, al regresar fue objeto de una emboscada y su ejército fue aniquilado, por lo que tuvo que buscar refugio en Lisboa.

Desde ese año, la única información que se tiene de su reinado es la fecha de su muerte ocurrida en diciembre de 1045.

Abú Bakr Muhammad ben Abd Allah al-Muzaffar (1045-1067/68) sucedió a su padre Abú Muhammad y tomó el título honorífico de al-Muzaffar (el Triunfador). Fue un hombre culto que llegó a componer una gran enciclopedia, hoy perdida, sobre diferentes materias y a la que llamó al-Muzaffarí.

Al principio de su reinado se defendió con eficacia de los ataques del régulo al-Mamun de Toledo. Estos no dejaron de ser riñas fronterizas debidas al afán expansionista del toledano.

La ocupación de la taifa de Mértola por al-Mutadid de Sevilla y su ataque a la de Niebla hicieron que las taifas de Badajoz, Carmona, Málaga, Algeciras y Granada organizaran una coalición para oponerse a la expansión de Sevilla. Aquella fue en un principio comandada por el régulo Badis de Granada y más tarde por al-Muzaffar. Algunos historiadores añaden Arcos, Morón y Huelva a la coalición. Durante varios años se desarrolló una intermitente guerra en la que el reino de Badajoz llevó la peor parte. En ella, al-Muzaffar sufrió una grave derrota cerca de Évora en 1050. Sus campos y alquerías fueron asolados sin que pudiera remediarlo, y tuvo como consecuencia el tener que ir a la defensiva durante el resto de la guerra. Las hostilidades terminaron en 1051 gracias a la mediación de los mandatarios cordobeses.

Entre 1057 y 1058 Fernando I de Castilla y León asedió Santarén y Coímbra y conquistó, entre otras, las plazas de Lamego y Viseu. Para conseguir la paz, al-Muzaffar tuvo que pagar parias por valor de cinco mil dinares anuales.

Murió al-Muzaffar entre 1067 y 1068, y fue sucedido por su hijo mayor Yahya ben Muhammad.

Yahya ben Muhammad al-Mansur (1067/68-1072) tomó el título honorífico de al-Mansur. Tenía un hermano menor llamado Umar ben Muhammad, gobernador de Évora por disposición de su padre, que le disputó la sucesión del reino. El desencuentro los llevó a hacerse la guerra que desoló la taifa. La situación fue aprovechada por Fernando I que pidió un aumento de las parias bajo la amenaza de aliarse con su rival. El rechazo de la demanda llevó al castellano-leonés a atacar las fronteras y amenazar la propia ciudad de Badajoz.

Los hermanos contendientes buscaron la alianza de las taifas vecinas. Yahya encontró la ayuda de Toledo y Umar la de Sevilla. Después de una serie de enfrentamientos y treguas que debilitó aún más al reino de Badajoz, los hermanos convinieron que Yahya dominaría en Badajoz con supremacía sólo nominal sobre Umar y éste seguiría en Évora.

Umar ben Muhammad al-Mutawakkil (1072-1095/6) accedió al trono de Badajoz tras la muerte de su hermano Yahya al-Mansur en 1072. Tomó el título de al-Mutawakkil. Era un hombre culto con grandes dotes para la poesía.

En 1079, al-Mutawakkil tomó posesión de Toledo porque los toledanos, cansados de la anarquía reinante en la ciudad, se la ofrecieron. Su régulo al-Qadir huyó a Cuenca. Pero al-Mutawakkil tuvo que regresar a Badajoz ante el ataque de Alfonso VI. Éste, después de arrebatarle la plaza de Coria, repuso a al-Qadir en Toledo.

Ante la toma de Toledo por Alfonso VI en 1085 y su presión sobre los reinos de taifas, en particular sobre el de Badajoz, al-Mutawakkil intentó reconciliar a los demás reinos para oponerse al castellano-leonés. Una de las medidas que adoptó al-Mutawakkil, junto con al-Mutamid de Sevilla, fue la de enviar embajadores al norte de África para pedir la ayuda del emir almorávide Yusuf ben Tasufin. Éste aceptó y cruzó el Estrecho con su ejército para defender a las taifas. Su primer objetivo fue la defensa del reino de Badajoz, que era el que estaba más expuesto a las tropas cristianas. En octubre de 1086, éstas se enfrentaron al ejército almorávide apoyado por los de las taifas y vencieron a Alfonso VI en Sagrajas/Zallaqa, a unos cuatro kilómetros de Badajoz.

Cuando en 1088, después de volver del norte de África por tercera vez, fracasar en el sitio de Aledo, situado la taifa de Murcia, y constatar las disensiones entre los reinos de taifas, Yusuf ben Tasufin decidió apoderarse de dichos reinos. Al-Mutawakkil creyó que el emir almorávide dejaría en paz a Badajoz, de hecho, lo felicitó por sus conquistas de otras taifas e incluso le ayudó en la toma de Sevilla. Pero temeroso de seguir los mismos pasos que los reinos vecinos, en 1093, negoció con Alfonso VI la entrega de las ciudades de Santarén, Lisboa y Sintra por ayudarlo contra los almorávides.

En 1094, los almorávides invadieron el reino de Badajoz mientras al-Mutawakkil se refugiaba con sus hijos en la alcazaba. Allí resistieron hasta que en 1095 ó 1096 fueron vencidos y ejecutados.

Hubo un heredero llamado al-Mansur III que resistió muy poco más en la plaza de Montánchez, hasta que se entregó a Alfonso VI.

 

Sucesos contemporáneos (durante todos los reinos de taifas)

Ir a los sucesos

 

Reyes y gobernantes coetáneos (sólo en la España cristiana)

León:

Reyes de León.

Alfonso V (999-1028).
Vermudo III (1028-1037).
Sancha (1037-1065).

--------------- Unión con Castilla desde 1037 a 1065.

Alfonso VI "el Bravo" (1065-1072).
Sancho II "el Fuerte" (1072).

Reyes de Castilla y León.

1ª unión.

Sancha con Fernando I "el Magno" (1037-1065).

2ª unión.

Sancho II "el Fuerte" (1072).
Alfonso VI "el Bravo" (1072-1109).

Castilla:

Condes de Castilla. (Independiente de hecho de León).

Sancho Garcés (995-1017).
García Sánchez (1017-1029).
Mayor (1029-1035) y Sancho III "el Mayor", rey de Pamplona (1029-1035).

Reyes de Castilla.

Fernando I "el Magno" (1035-1065).

--------------- Unión con León desde 1037 a 1065.

Sancho II "el Fuerte" (1065-1072).

Navarra:

Reyes de Pamplona.

Sancho III "el Mayor" (1004-1035).
García Sánchez III "el de Nájera" (1035-1054).
Sancho Garcés IV "el de Peñalén" (1054-1076).

--------------- Unión con Aragón en 1076.

Reyes de Pamplona y Aragón.

Sancho Ramírez (1076-1094).
Pedro I (1094-1104).

Aragón:

Condados de Aragón y Sobrarbe.

------- Unidos a Pamplona hasta 1035.

Unión de Sobrarbe y Ribagorza.

Gonzalo (1035-1044).

--------------- Anexión a Aragón en 1044.

Condado de Ribagorza.

Mayor (h.1022-1025).

------- Unido a Pamplona desde 1025 a 1035.

Reyes de Aragón.

Ramiro I (1035-1063).
Sancho Ramírez (1063-1076).

--------------- Unión con Pamplona en 1076.

Cataluña: 

Conde de Pallars.

Suniario (996-1010).

------- División en 1010.

Condes de Pallars-Sobirá.

Guillermo II (1010-1035).
Bernardo II (1035-1049).
Artal I (1049-1081).
Artal II (1081-h.1124).

Condes de Pallars-Jussá.

Ramón III (1010-1047).
Ramón IV (1047-1098).

Condes de Cerdaña.

Wifredo II (988-1035).
Ramón Wifredo (1035-1068).
Guillermo I Ramón (1068-1095).
Guillermo II (1095-1109).

Condes de Besalú.

Bernardo I "Tallaferro" (994-1020).
Guillermo I "el Gordo" (1020-1052).
Guillermo II "Trunnus" (1052-1066).
Bernardo II (1066-1085).
Bernardo II y Bernardo III (1085-1100).

Condes de Ampurias.

Hugo I (991-1040).
Ponce I (1040-1078).
Hugo II (1078-1116).

Condes de Barcelona.

Ramón Borrell (992-1018).
Berenguer Ramón (1018-1035).
Ramón Berenguer I (1035-1076).
Ramón Berenguer II "Cabeza de estopa" (1076-1082).
Berenguer Ramón II (1082-1097).

Condes de Urgel.

Armengol I (992-1011).
Armangol II (1011-1038).
Armengol III (1038-1065).
Armengol IV (1065-1092).
Armengol V (1092-1102).

Arriba