Inicio
Reyes de Asturias
Rey anterior
Rey posterior (León)

Alfonso III "el Magno"
Rey de Asturias (848<866-910>910)

Genealogía


Su reinado

Fue coronado rey el 26 de mayo de 866, pero el conde gallego Froila le disputó el trono. Sin medios para resistirle, Alfonso huyó a Castilla y con la ayuda del conde Rodrigo, convertido en su protector, recuperó el trono. A continuación sofocó una rebelión de los vascones que acabó con el encadenamiento y traslado a Oviedo del cabecilla Eilón. Es, al parecer, por ese tiempo cuando Alfonso se enfrentó a los musulmanes que habían penetrado en tierras de León al mando de un hijo de Abd al-Rahman II.

Su matrimonio con la navarra Jimena hizo que Alfonso asociase su política a Pamplona y a los francos, con lo que consiguió que la dinastía de Pamplona, hasta entonces íntimamente ligada a los gobernadores musulmanes del Ebro y hostil a la corte de Asturias, cambiara sus preferencias, declarándose en contra de sus antiguos aliados y aceptando una estrecha colaboración con Oviedo.

Es entonces cuando Alfonso, siguiendo los pasos de su padre, continuó la repoblación de las tierras que permanecían despobladas y devastadas por las acciones guerreras. Primero ocupó el territorio, luego preparó su defensa para terminar poblándolo con gentes procedentes de los territorios cristianos y de los que huían de al-Andalus a causa de las persecuciones y las guerras civiles. Así se colonizó el norte de lo que sería Portugal, la llanura leonesa hasta Zamora y el primitivo condado de Castilla, primero hasta el Arlanzón y después hasta el Arlanza. Los límites de sus territorios serán el Cantábrico por el norte, el río Duero por el sur, el Atlántico por el oeste y Navarra por el este. Para esta empresa se aprovechó, ayudándolos, de los rebeldes a Córdoba que iban surgiendo. En 875 no dudó en enviar un importante refuerzo a los rebeldes extremeños Sadun y "el Gallego", contra los cuales avanzaba el gran ejército del visir Hashim, que fue derrotado y su jefe enviado a Oviedo, donde Alfonso lo retuvo dos años y no le dio la libertad hasta recibir un fuerte rescate.

Sofocadas las rebeliones de Extremadura y Toledo, Muhammad I creyó que podría detener la expansión asturiana por la llanura leonesa y la zona del Duero occidental. En 878, el emir envió al príncipe al-Mundhir a realizar una aceifa contra Astorga y León. El príncipe mandaba un primer ejército al que seguía un segundo de refuerzo. Alfonso III atacó y derrotó en Polvoraria, sobre el río Órbigo, al segundo ejército. Luego esperó a al-Mundhir cerca de León, pero éste se retiró y volvió a Córdoba. Después de estos acontecimientos, se firmó una tregua de tres años, que aprovechó Alfonso para continuar la repoblación y consolidar su dominio en las tierras ocupadas.

En 881 Alfonso realizó con éxito una expedición que lo llevó al corazón de al Andalus entrando por Galicia. El emir Muhammad I contratacó con otra en 882, capitaneada por su hijo y heredero al-Mundhir, al que acompañaba el general Haxim ben Abd al-Aziz, con el que tenía muy malas relaciones personales. El príncipe fue primero contra los rebeldes Banu Qasi, Ismael y Fortún, que gobernaban en Zaragoza y Tudela; y luego contra Muhammad ben Lope que era señor de las plazas de Rueda y Borja. Zaragoza resistió, pero Tudela se entregó y ben Lope se pasó al emir. Las tropas continuaron hacia el territorio asturiano. Cerca de León, la paridad de fuerzas hizo que al-Mundhir y Alfonso III se reunieran para negociar. Acordaron que Alfonso III entregaría a los parientes del general Haxim y, además, renunciaba a cualquier ayuda a los rebeldes del al-Andalus; y que al-Mundhir, a cambio, entregaría las reliquias de Eulogio y de otros santos. Al año siguiente, el príncipe volvió a recorrer el mismo camino obteniendo el mismo resultado. Pero esta vez acordaron una paz que necesitaban tanto el emir como Alfonso III, que quería seguir repoblando y además, sofocar varias rebeliones, como la de sus hermanos Froilán, Odoario y Vermudo.

La política de Alfonso en la segunda parte de su reinado fue la del cese de hostilidades con Córdoba, la intervención en Toledo, la lucha contra los Banu Qasi del valle del Ebro y las relaciones amistosas con Pamplona.

Los anteriores reyes de Asturias habían luchado constantemente contra los vascones, a quienes consideraban parte integrante de su reino. Para conservar su independencia, los vascones se apoyaban en los Banu Qasi. La situación cambió desde 860, es decir, desde que el rey García Iñiguez de Pamplona fue hecho prisionero por los normandos y una nueva familia, los Jimeno que estaba emparentada con Alfonso, empezó a manifestar su influencia en el reino de Pamplona. En el año 900, este reino fue reconocido por el rey asturiano y se estipuló un pacto mutuo en la lucha contra los musulmanes del valle del Ebro. Seguramente, el sitio de Tarazona por Alfonso se debió a dicho pacto; y es posible que esa ayuda se extienda a la conquista de la Rioja, que quedará en manos de Pamplona, con cierto vasallaje de su rey con respecto al asturiano. Alfonso será reconocido con una soberanía más alta y ostentará el título de "emperador".

Esta solución al problema vascón se inspiró posiblemente en influencias ultrapirenaicas, e imitando a Carlomagno, de forma peligrosa, puso a sus hijos al frente de cada una de las regiones: Ordoño en Galicia, Fruela en el núcleo primitivo de Asturias y García, el primogénito, en las tierras recién conquistadas de León. Alfonso sería, con el título de emperador frente al reino de Pamplona, quien tendría una dignidad superior sobre todos estos gobiernos regionales.

En torno al año 909, Alfonso tuvo que hacer frente a una conjura de sus hijos. Para sofocarla metió en prisión al mayor, García; pero, viejo y fatigado, el rey no pudo resistir los embates de sus otros hijos, Ordoño y Fruela, apoyados por el conde castellano, Munio Fernández, suegro de García, y acaso por la reina Jimena. En vista de esto, Alfonso abdicó y se retiró. Murió en Zamora en diciembre de 910.

Alfonso parece haber sido un hombre decidido a mantener el orden y la disciplina a todo precio, que castigó sin contemplaciones las numerosas rebeliones y atentados que amargaron su vida. Tenía un gran amor por la cultura. "La Crónica rotense" es obra suya, aunque la redacción erudita la hizo un clérigo, y la "Crónica de Albelda" fue obra de un presbítero amigo suyo.

 

Sucesos contemporáneos

Ir a los sucesos


Reyes y gobernantes coetáneos

Navarra:

Reyes de Pamplona.

García I Íñiguez (851-882).
Fortún Garcés (882-905).
Sancho I Garcés (905-925).

Aragón: 

Condes de Aragón.

Aznar Galindo II (867-893).
Galindo Aznar II (893-922).

Marca Hispánica. (Dominio carolingio). Marca de Tolosa.

Conde de Aragón.

Galindo Aznar I (844-867).

Cataluña:

Conde de Ribagorza y Pallars.

Frédol (844-872).

------- 872.- Independiente.

Condes de Cerdaña y Urgel.

Salomón (848-870).
Wifredo "el Velloso" (870-897).

------- 897.- Separación e independencia.

Marca de Gotia.

Conde de Gerona.

Otger (862-870).

------- (Desde 870). Unión con Barcelona.

Conde de Ampurias.

Suniario II (862-915).

Condes de Barcelona.

Bernardo de Gotia (865-878).

------- (Desde 870). Unión con Gerona.

Wifredo "el Velloso" (878-897).
Wifredo II Borrell (897-911).

Conde independiente de Cerdaña.

Miró II (897-927).

Conde independiente de Besalú.

Radulfo (897-h.919).

Conde independiente de Urgel.

Sunifredo II (897-948).

Conde de Ribagorza y Pallars.

Ramón I (872-920).

Al-Andalus:

Emires independientes del Imperio árabe.

Muhammad I (852-886).
Al-Mundhir (886-888).
Abd Allah (888-912).

Europa occidental:

Reyes del reino franco occidental y Aquitania). (Carolingios).

Carlos II "el Calvo" (843-869). (Desde 869 a 877, se anexiona la mitad del reino franco medio).
Luis II "el Tartamudo" (877-879).
Luis III "el Joven" (879-882) y Carlomán II (879-884).

------- (Desde 884 a 887, el reino franco se vuelve a unir).

------- (Desde 887, el reino franco se vuelve a dividir).

------- (Desde 887 a 888.- Interregno).

Eudes (888-898) (No carolingio).
Carlos III "el Simple" (898-923).

Emperadores carolingios.

Luis II (hijo de Lotario I) (855-875).
Carlos II "el Calvo" (875-877).

------- 877-881.- Sin Emperador.

Carlos III "el Gordo" (881-887).

------- 887-891.- Sin Emperador.

Guido de Spoleto (891-896).
Lamberto de Spoleto (894-898).
Arnulfo (896-899).

------- 899-901.- Sin Emperador.

Luis III "el Ciego" (901-905).

------- 905-915.- Sin Emperador.

Reyes del reino franco medio. (Carolingios).

Lotario II (hijo de Lotario I) (855-869). (Lotaringia).
Luis II (hijo de Lotario) (864-875). (Provenza).

Reyes del reino franco oriental, Baviera y casi todo el reino franco medio). (Carolingio).

Luis II"el Germánico" (843-869). (Desde 869 a 876, se anexiona la mitad del reino franco medio).
Luis III "el Joven" (876-879). (Desde 879 a 882, se anexiona más territorio del reino franco medio).
Carlomán (876-880). (En Baviera).
Carlos III "el Gordo" (880-882). (Desde 882 a 884, además de en Baviera, también en el reino franco oriental y casi todo el reino franco medio).

------- (Desde 884 a 887, el reino franco se vuelve a unir).

------- (Desde 887, el reino franco se vuelve a dividir).

Arnulfo (887-899).
Luis "el Niño" (899-911).

Rey de todos los reinos francos. (Carolingio).

Carlos III "el Gordo" (884-887).

------- (Desde 887, el reino franco se vuelve a dividir).

Italia:

Reyes de Italia. (Norte). (Carolingios).

Luis II (hijo de Lotario I) (855-875).
Carlos II "el Calvo" (875-877).
Carlomán (hijo de Luis II "el Germánico") (877-880).
Carlos III "el Gordo" (880-887). (Desde 884 a 887, Rey de todos los francos).
Berengario I (887-890). (No carolingio).
Guido de Spoleto (891-894). (En oposición a Berenguer I).
Lamberto de Spoleto (892-898). (En oposición a Berenguer I).
Luis III "el Ciego" (900-905).
Berengario I (905-924). (No carolingio).

Estados Pontificios. (Papas).

San Nicolás I "el Grande" (858-867).
Adriano II (867-872).
Juan VIII (872-882).
Marino I = Martín II (882-884).
San Adriano III (884-885).
Esteban V (885-891).
Formoso (891-896).
Esteban VI (896-897).
Romano (897-897).
Teodoro II (897).
Juan IX (898-900).
Benedicto IV (900-903).
León V (903-903).
Sergio III (904-911).

Britania:

Escocia:

Reyes de Alba.

Constantine I (863-877).
Aed Whitefoot (877-878).
Eochaid (878-889) junto con Giric (878-889).
Donald II Dasachtach (889-900).
Constantine II (900-943).

Reyes de Strathclyde.

Artgal (816-872).
Run (872-878).
Eochaid (878-889).

------- Desde 889.- Bajo el dominio de Alba.

Inglaterra:

Rey de Northumbria.

Aelle II (863-867). Usurpador.

------- Desde 867.- Bajo dominio del reino nórdico de York.

Reyes de York (Vikingos).

Halfdam I Ragnarson (876-877).

------- 877-883.- Bajo el dominio de Bernicia.

Guthfrith I Hardicnutson (883-895).
Sigfrid (895-900).
Cnut (900-902).
Ethelwald (902).
Halfdan II (902-910) con Eowils Ragnarson (902-910).
Ragnall I Ivarrson (910-920).

Reyes de Inglaterra.

Aethelberht (860-866).
Aethelred I (866-871).
Aelfred "el Grande" (871-899).
Eadward I "el Mayor" (899-924).

Reyes de East Anglia.

San Edmund (855-870).

------- 870-879.- Bajo dominio vikingo.

------- Reyes vikingos de East Anglia.

Guthrum I (879-890).
Eric, hijo de Guthrum (890-902).
Guthrum II (902-918).

Reyes de Mercia.

Burghred (852-874).

------- 874-879.- Bajo dominio vikingo.

Aethelred II (879-884).

------- 884.- Bajo el dominio de Inglaterra.

Gales:

Reyes de Gwynedd.

Rhodri Mawr the Great (844-878).
Anarawud ap Rhodri (878-916).

Reyes de Morgannwg. (Glywysing).

Hywel ap Rhys (856-886).
Arthfael ap Hywel (886-916).

Reyes de Powys.

Rhodri Mawr the Great (854-878).
Merfyn ap Rhodri (878-900).
Llywelyn ap Merfyn (900-942).

Rey de Deheubarth.

Hywel Dda (909-950).

Bizancio:

Emperadores.

Miguel III "el Beodo" (842-867).
Basilio I (867-886).
León VI (886-912).

Imperios árabes: Califato abbasí:

Califas abbasíes. (Bagdad).

Al-Mustain (862-866).
Al-Mutazz (866-869).
Al-Muhtadi (869-870).
Al-Mutamid (870-892).
Al-Mutadid (892-902).
Al-Muktafi (902-908).
Al-Muqtadir (908-932).

Califato fatimí:

Califa fatimí. (Qayrawan) (En la actual Túnez).

Ubayd Allah o Abdullah al-Mahdi Billah (909-934). (Fundador de la dinastía)

Arriba