Inicio
Reyes de Castilla
Reyes de León
Rey anterior (León)
Rey anterior
(Castilla)
Reina posterior (Castilla)
Reina posterior (León)

Alfonso VI "el Bravo"
Rey de León (h.1040<1065-1072><1072-1109>1109)
Rey de Castilla (<1072-1109>)

Genealogía


Su reinado

En 1065, los hijos varones de Fernando I de Castilla y León se repartieron el reino según lo había dispuesto éste en 1063. Alfonso recibió el reino de León, del que se había desgajado Galicia, y las parias del reino de taifa de Toledo; al primogénito Sancho le correspondió el reino de Castilla y las parias de Zaragoza, y García obtuvo el reino de Galicia, incluyendo el condado de Portugal, y las parias de Badajoz y Sevilla.

En 1068, Alfonso VI atacó por dos veces la taifa de Badajoz, a pesar de que estaba bajo la protección de su hermano García. Además, tuvo una escaramuza en Llantada, junto a la frontera del río Pisuerga, con su otro hermano Sancho II de Castilla, que quería unificar el reino bajo su cetro. El desacuerdo entre Alfonso y Sancho fue creciendo, pero no fue obstáculo para que alcanzasen un pacto para desalojar a García del trono de Galicia. En junio de 1071, Alfonso VI entró en aquel reino y expulsó a su hermano, que tuvo que refugiarse al sur de Galicia para buscar el apoyo de los reyes de Badajoz y Sevilla.

En 1072, Alfonso VI y Sancho II se enfrentaron en la batalla de Golpejera, al oeste del Pisuerga. Alfonso fue hecho prisionero y Sancho se coronó rey de León con la oposición del clero y de la nobleza. Poco después, consintió que Alfonso se exiliase en la taifa de Toledo. El asesinato de Sancho II, a manos de Bellido Dolfos en Zamora, le permitió recuperar el trono y obtener el de Castilla, al carecer Sancho de herederos.

(Los relatos que rodean el suceso y la posterior jura exculpatoria de Santa Gadea de Burgos, que tomó el Cid a Alfonso VI, son recreaciones literarias de finales del siglo XII).

En 1073, García, creyendo que no corría peligro, regresó a León, seguramente llamado por Alfonso, pero fue hecho prisionero y confinado en el castillo de Luna hasta que murió en 1090.

Respecto a los reinos musulmanes, Alfonso VI comprendió que si intentaba su conquista no tendría medios ni gente para poblar los nuevos territorios. Por ello, en los primeros años de su reinado, continuó con la política de apoyo a al-Mamun de Toledo y con la protección de las taifas a cambio del cobro de parias. Con ellas, además de ejercer un control político y militar sobre los reinos musulmanes, pudo adquirir lo que su reino no tenía debido a su economía rural y a su escasa actividad mercantil y manufacturera.

En 1075, participó al lado de al-Mamun de Toledo en la campaña que éste realizó para apoderarse de Córdoba. En esta ciudad, al-Mamun murió envenenado y fue sucedido por su nieto al-Qadir, persona de escasas dotes políticas. El gobernador de Valencia, Abu Bakr, aprovechó la ocasión y se independizó de Toledo. El debilitamiento del reino de Toledo no interesaba a Alfonso VI y por ello no intervino en la campaña que al-Muqtadir de Zaragoza hizo al año siguiente contra Valencia.

En 1076, tras la conjura palaciega que acabó con el asesinato de Sancho Garcés IV de Pamplona, Alfonso VI y Sancho Ramírez de Aragón invadieron el reino. El castellano-leonés se anexionó La Rioja, Álava, Vizcaya y parte de Guipúzcoa con la oposición del aragonés, que fue proclamado rey del resto del antiguo reino.

En 1078, obligó a Abd Allah de Granada a pagarle 30.000 dinares de oro por las parias atrasadas con la amenaza de ayudar a al-Mutamid de Sevilla a conquistar su reino.

A partir de 1079, Alfonso VI tuvo que cambiar su política de intervención en los reinos de taifas porque la inestabilidad entre ellos se fue acrecentando. Al-Mutamid de Sevilla se había anexionado Murcia y al-Mutawakkil de Badajoz había aprovechado una rebelión que derrocó a al-Qadir para entrar en Toledo. Alfonso VI respondió a este último hecho apoderándose de Coria, al norte de la taifa de Badajoz, y reponiendo a al-Qadir. El coste para el toledano fue la cesión de varios castillos y el pago de nuevos tributos. En aquel año Alfonso VI desterró a Rodrigo Díaz de Vivar (el futuro Cid) por haberse enfrentado y derrotado al conde García Ordoñez, cuando éste y otros nobles ayudaron al régulo de Granada en su conflicto con el de Sevilla, que a su vez estaba protegido por el Cid en nombre de Alfonso VI; y por guerrear sin su autorización contra tropas procedentes de la taifa protegida de Toledo que habían atacado a San Esteban de Gormaz.

En 1081, el desterrado con sus huestes se puso al servicio de al-Muqtadir de Zaragoza, y cuando éste murió en 1082, y el reino se dividió entre sus hijos, Rodrigo Díaz ayudó a al-Mutamin de Zaragoza en la campaña que realizó contra su hermano Mundir de Lérida, Tortosa y Denia en 1083. En la campaña, Rodrigo Díaz derrotó a Mundir y a sus aliados en Almenara, donde cogió muchos prisioneros, entre los que se encontraba Berenguer Ramón, hermano del conde de Barcelona, que pronto fue liberado. En aquel año de 1083, en su afán de desestabilizar los reinos de taifas, Alfonso VI aceptó apoyar una sublevación contra al-Mutamin a cambio de la fortaleza de Rueda, pero en la entrega de ésta, fue traicionado por su gobernador y tuvo que huir para salvar la vida.

También en aquel año de 1083, Alfonso VI envió a Sevilla al judío Ibn Shalib en una embajada para cobrar las parias. En el pago, el embajador comprobó que las monedas eran de baja ley. Al devolverlas, al-Mutamid encolerizado ordenó crucificar al judío y apresar a toda la embajada. Alfonso VI tuvo que entregar la plaza de Almodóvar del Campo para liberar a sus embajadores. Luego, preparó un ejército con dos columnas. Una de ellas atacó por Coimbra, bajando hacia Beja y de allí a Sevilla, acampando en Triana. La otra, al mando del propio Rey, fue directamente a Sevilla arrasando cuanto encontró a su paso. Reunidas las dos columnas se mantuvieron tres días en los alrededores de la ciudad, saqueando las aldeas del Aljarafe. Después cabalgaron hasta Tarifa, pasando por Medina Sidonia. La consecuencia de aquella cabalgada fue que al-Mutamid se decidió a solicitar la ayuda de Yusuf ben Tasufin, emir almorávide del norte de África.

A mediados de 1084 comenzó el cerco de Toledo que, apenas sin lucha, se rindió en mayo de 1085. Alfonso VI, que no tenía gente suficiente para poblar aquella gran ciudad, ofreció unas capitulaciones muy beneficiosas a sus habitantes para evitar rebeliones. La posesión de la antigua capital de los reyes visigodos incrementó el viejo espíritu imperial del reino leonés y Alfonso VI comenzó a titularse emperador en los diplomas reales.

En 1086, Alfonso VI puso cerco a Zaragoza para cobrar las parias impagadas y para afianzar su posición dominante en la zona del Ebro frente a las aspiraciones de Sancho Ramírez de Aragón. Conseguidos sus propósitos, tuvo que levantar el sitio para hacer frente al avance de los almorávides, que habían desembarcado en Algeciras al mando de Yusuf ben Tasufín. En Toledo concentró sus tropas, entre las que se encontraban las aragonesas al mando del infante Pedro. También había pedido ayuda al duque Eudes de Borgoña, pero ésta no llegó hasta el año siguiente. Cuando conoció el itinerario del africano, fue a su encuentro y se enfrentaron en Sagrajas (Zallaqa para los musulmanes), cerca de Badajoz. La batalla se dio el 23 de octubre y Alfonso VI tuvo que retirase derrotado y herido. Llegó a Toledo dispuesto a defender la ciudad y a establecer alianzas para recuperar su poder ante las taifas, sin saber que Yusuf ben Tasufin había regresado a África. El primer refuerzo fue el de Rodrigo Díaz de Vivar, “el Cid”, que se reconcilió con el rey.

Cuando en 1087 llegaron las tropas de Francia, entre las que se encontraba Raimundo de Borgoña, futuro marido de la heredera del reino, Urraca, fueron utilizadas en el sitio de Tudela en el que participó Sancho Ramírez de Aragón. Aunque no consiguieron rendir la plaza, los dos reyes resolvieron el litigio sobre el reparto del reino de Pamplona que duraba desde 1076. En el acuerdo, Castilla se anexionaba La Rioja, Álava y Vizcaya. El norte y el este del reino quedaban para Sancho Ramírez. Además, se creó el condado de Navarra, integrado por Pamplona, Aibar, Tafalla, Falces, Leguín, Monjardín y Erro. El condado quedó en posesión de Sancho Ramírez, que debería prestar vasallaje por él al rey de Castilla.

En 1088, Yusuf ben Tasufin desembarcó en Algeciras por segunda vez y sitió Aledo, enclave cristiano dentro de la taifa de Murcia. El asedio duró varios meses hasta que Alfonso VI acudió con un ejército y consiguió que el almorávide levantase el cerco y regresara a África. El rey rompió definitivamente con el Cid cuando éste, cuyo centro de operaciones era el Levante donde ejercía un gran dominio y se nutría de sus parias, no acudió con sus huestes para unirse a su ejército.

En 1090, Yusuf ben Tasufin desembarcó por tercera vez en Algeciras y, después de realizar un corto asedio a Toledo, se apoderó del reino de Granada. Lo mismo hizo al año siguiente con los reinos de Murcia, Córdoba y Sevilla. Alfonso VI no tuvo capacidad para oponerse al asentamiento definitivo del almorávide en al-Andalus, lo que supuso el derrumbamiento de su política de protectorado y cobro de parias.

En 1092, Alfonso VI intentó tomar Valencia y Tortosa con la ayuda de las flotas de Pisa y Génova. Al no conseguirlo, dejó el campo libre al Cid, que había sido marginado en estas operaciones, y marchó al condado de Portugal para organizar sus fuerzas ante un posible ataque a la taifa de Badajoz por los almorávides, que acababan de tomar el reino de Denia. En 1093, al-Mutawakkil de Badajoz le cedió a cambio de ayuda contra los almorávides, las ciudades de Santarém, Lisboa y Sintra que fueron añadidas a los territorios galaico-portugueses gobernados por el conde Raimundo de Borgoña, yerno del rey. El conde se encontraba en la cumbre de su poder con posibilidades de suceder a Alfonso VI, aunque en ese año nació Sancho, único hijo varón del rey que tuvo con su concubina, más tarde esposa, Zaida (viuda del hijo de al-Mutamid de Sevilla).

En junio de 1094, el Cid tomó Valencia y derrotó pocos meses después, en Cuarte, a un ejército almorávide que acudía a reconquistar la ciudad. Con estas acciones, el Cid dominó y recibió las parias de todo el Levante. Ese mismo año los almorávides conquistaron Badajoz y Lisboa tras vencer al conde Raimundo de Borgoña.

A finales de 1096, Pedro I de Aragón tomó Huesca después de haber derrotado a tropas castellanas que habían acudido en defensa de la plaza. Alfonso VI intento prestar ayuda al al-Mustain de Zaragoza, pero la nueva ofensiva de los almorávides se lo impidió. No pudo esperar la llegada de los refuerzos que le enviaban el Cid y Pedro I, que habían vencido en 1097 a los almorávides en Bairén, y atacó a los norteafricanos en Consuegra donde fue derrotado. En 1099 el Cid murió en las mismas fechas en que los almorávides asediaban Toledo sin resultados. Al año siguiente volvieron a asediarla y Alfonso VI dejó la defensa de la ciudad en manos de su yerno, el conde Enrique de Borgoña, para acudir en auxilio de Valencia. La situación era tan grave, que el papa Pascual II tuvo que prohibir la participación de los castellano-leoneses en la cruzada a Tierra Santa para que se concentraran en la defensa del reino. En 1102, Alfonso VI, al comprobar que la defensa de Valencia era inviable, mandó abandonar la ciudad y los almorávides entraron en ella.

En 1104, Alfonso VI conquistó Medinaceli, con lo que el camino de los almorávides para ayudar a Zaragoza estaba cortado. Para volverlo a abrir, los africanos lanzaron en 1108 una ofensiva que derrotó a los cristianos en Uclés, donde murió Sancho, heredero de Alfonso VI. Con Uclés, cayeron Ocaña, Huete, Cuenca y Alcalá de Henares.

En julio de 1109, Alfonso VI murió en Toledo dejando una situación muy crítica. Los almorávides se mostraban invencibles y el reino quedaba en manos de una heredera, su hija Urraca.

Durante su reinado, Alfonso VI dio un gran impulso a la repoblación del reino, favoreció la introducción de la reforma cluniacense en los monasterios y sustituyó la liturgia mozárabe por la romana.

 

Sucesos contemporáneos

Ir a los sucesos


Reyes y gobernantes coetáneos

Navarra:

Rey de Pamplona.

Sancho Garcés IV "el de Peñalén" (1054-1076).

------- Unión con Aragón en 1076.

Reyes de Aragón y Pamplona.

Sancho Ramírez (1076-1094).
Pedro I (1094-1104).
Alfonso I "el Batallador" (1104-1134).

Aragón:

Rey de Aragón.

Sancho Ramírez (1063-1094).

------- Unión con Pamplona en 1076.

Castilla: 

Rey de León.

Sancho II "el Fuerte" (1065-1072).

------- Unión con León en 1072.

Galicia:

Rey de Galicia.

García (1065-1071).

Cataluña:

Condes de Ampurias.

Ponce I (1040-1078).
Hugo II (1078-1116).

Condes de Barcelona.

Ramón Brenguer I (1035-1076).
Ramón Berenguer II "Cabeza de estopa" (1076-1082).
Berenguer Ramón II (1082-1097).
Ramón Berenguer III (1097-1131).

Condes de Cerdaña.

Ramón Wifredo (1035-1068).
Guillermo I Ramón (1068-1095).
Guillermo II (1095-1109).
Bernardo Guillermo (1109-1117).

Condes de Besalú.

Guillermo II " Trunnus" (1052-1066).
Bernardo II (1066-1085).
Bernardo II y Bernardo III (1085-1100).
Bernardo III (1100-1111).

Condes de Urgel.

Armengol III (1038-1065).
Armengol IV (1065-1092).
Armengol V (1092-1102).
Armengol VI (1102-1154).

Condes de Pallars-Sobirá.

Artal I (1049-1081).
Artal II (1081-h.1124).

Condes de Pallars-Jussá.

Ramón V (1047-1098).
Pedro Ramón (1098-1112).

Al-Andalus:

(Reinos de taifas e imperio almorávide)

Reyes de Badajoz.

Abú Bakr Muhammad ben Abd Allah al-Muzaffar (1045-1067/8).
Yahya ben Muhammad al-Mansur (1067/8-1072).
Umar ben Muhammad al-Mutawakkil (1072-1095/6).
Al-Mansur III (1095/6). (Sólo en Montánchez).

------- Conquistado por los almorávides en 1095/6.

Rey de Alpuente.

Abd Allah ben Muhammad Nizam (o Yanah) al-Dawla (1043-h.1106).

------- Conquistado por los almorávides h.1106.

Reyes de Toledo.

Yahya ben Ismaìl ben Abd al-Rahman ben Di l-Nun al-Mamun (1043/4-1075).
Yahya ben Ismail ben Yahya al-Qadir (1075-1085).

------- Conquistado por Alfonso VI de Castilla y León en 1085.

Reyes de Valencia.

Abd al-Malik Nizam al-Dawla (1061-1065).

------- Anexionado por la taifa de Toledo desde 1065 hasta 1075).

Abú Bakr ben Abd al-Aziz (1075-1085).
Utman ben Abú Bakr (1085-1086).
Yahya ben Ismail ben Yahya al-Qadir (1086-1092).
Ibn Yahhaf (1092-1094).

------- Conquistado por el Cid Campeador desde 1094 a 1102.
------- Conquistado por los almorávides en 1102.

Reyes de Denia.

Alí ben Muyahid Iqbal al-Dawla (1045-1076).

------- Anexionado por la taifa de Zaragoza desde 1076 a 1081/3.

Mundir ben al-Muqtadir (1081/3-1090).
Sulayman ben Mundir Sayyid o Sad al-Dawla (1090-1092).

------- Conquistado por los almorávides en 1092.

Rey de Arcos.

Muhammad ben Muhammad al-Qaim (1053-1068/9).

------- Anexionado por la taifa de Sevilla desde 1068/9 a 1091.
------- Conquistado por los almorávides en 1091.

Reyes de Almería.

Abú Yahya Muhammad ben Man al-Mutasim (1052-1091).
Muhammad Muizz al-Dawla (de junio a noviembre de 1091).

------- Conquistado por los almorávides en 1091.

Reyes de Zaragoza.

Abú Yafar Ahmad ben Sulayman al-Muqtadir (1046-1082/3).

------- En 1081, al-Muqtadir divide la taifa entre sus dos hijos.

Yusuf al-Mutamin (1082/3-1085).
Ahmad ben Yusuf al-Mustain (1085-1110).

Rey de Lérida.

Yusuf al-Muzaffar Sayf al-Dawla (1046-1078).

------- Anexionado por la taifa de Zaragoza hasta 1081.
------- En 1081, pasa a formar parte de la taifa de Denia.

Reyes de Albarracín.

Abd al-Malik ben Hudayl Husam al-Dawla (1044-1103).
Yahyà Husam al-Dawla ben Abd al-Malik (1103-1104).

------- Conquistado por los almorávides en 1104.

Reyes de Granada.

Badis ben Habus al-Muzaffar (1038-1073).
Abd Allah ben Buluggin (1073-1090).

------- Anexionado por los almorávides en 1090.

Rey de Carmona.

Al-Aziz ben Ishaq al-Mustazhir (1052/3-1066/7).

------- Anexionado por la taifa de Sevilla en 1066/7.

Rey de Morón.

Manad ben Muhammad Imad al-Dawla (1053-1066).

------- Anexionado por la taifa de Sevilla en 1066.

Reyes de Sevilla.

Abbad ben Muhammad ben Ismail ben Abbad al-Mutadid (1042-1069).
Abú l-Qasim Muhammad al-Mutamid (1069-1091).

------- Conquistado por los almorávides en 1091.

Mandatario de Córdoba.

Abd al-Malik ben Muhammad al-Mansur (1063-1070).

------- Anexionado por la taifa de Sevilla en 1070.

Rey de Ronda.

Abú Nasr Futuh (1057/8-1065).

------- Anexionado por la taifa de Sevilla en 1065.

Reyes de Baleares.

Abd Allah ben Aglab al-Murtada (1076-1093).
Mubassir ben Sulayman Nasir al-Dawla (1093-1114).

Emires almorávides.

Yusuf ben Tasufin (1072/3-1106).
Alí ben Yusuf (1106-1143).

Francia:

Reyes de Francia.
(Dinastía Capeta).

Felipe I (1060-1108).
Luis VI "el Gordo" (1108-1137).

Alemania:

Reyes de Germania.
(Dinastía de Franconia) (Salia).

Enrique IV "el Grande" (1056-1106).
Enrique V (1106-1125).

Emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico.

Enrique IV "el Grande" (1056-1106).
Enrique V (1106-1125).

Italia:

Italia (Norte).

Perteneciente al Sacro Imperio Romano Germánico.

Estados Pontificios. (Papas).

Alejandro II (1061-1073).
Honorio II (1061-1072). Antipapa.
San Gregorio VII (Hildebrando de Toscana) (1073-1085).
Clemente III (1080-1100). Antipapa.
Beato Victor III (1086-1087).
Beato Urbano II (1088-1099).
Pascual II (1099-1118).

Britania:

Escocia:

Reyes de Escocia (anteriormente Alba).

Malcolm III (1058-1093).
Donald III (1093-1094). 1ª vez.
Duncan II (1094).
Donald III, 2ª vez, junto con Edmund (1094-1097).
Edgar (1097-1107).
Alexander I "el Feroz" (1107-1124).

Inglaterra:

Reyes de Inglaterra.

Eadward III "el Confesor" (1042-1066).
Harold II (1066).

------- Dinastía normanda.

William I "el Conquistador" (1066-1087).
William II (1087-1100).
Henry I (1100-1135).

Gales:

Reyes de Gwynedd, Powys y Deheubarth.

Bleddyn ap Cynfyn (1063-1075).
Trahaearn ap Caradog (1075-1081).
Gruffydd ap Cynan (1081-1137).

Príncipes de Morgannwg (Glywysing).

Meurig ap Hywel (1035-1065) y Cadwgon ap Meurig (1055-1072).
Iestyn ap Gwrgant (1072-1093).

Bizancio:

Emperadores.

Constantino X (1059-1067).
Eudocia Macrembolitissa (1067-1071) con Romano IV (1068-1071).
Miguel VII (1071-1078).
Niceforo III (1078-1081).
Alejo I (1081-1118).

Imperios árabes: Califato abbasí:

Califas abbasíes. (Bagdad).

Al-Qaim (1031-1075).
Al-Muqtadi (1075-1094).
Al-Mustazhir (1094-1118).

Califato fatimí:

Califas fatimíes. (El Cairo)

Maad al-Mustansir Billah (1035-1094).
Al-Mustali (1094-1101).
Al-Amir Bi-Ahkamillah (1101-1130).

Arriba