Ir a Inicio
Ir a Reyes de Granada
Ir a Rey anterior de Granada
Ir a Rey posterior de Granada

Yusuf II
Emir de Granada (1356<1391-1392>1392)

Genealogía


Su reinado

Yusuf nació en Granada hacia 1356 cuando su padre, el emir nazarí Muhammad V, reinaba por primera vez antes de ser depuesto en 1359 por una conspiración palaciega que entronizó a su hermanastro Ismail II. El derrocado emir y su único hijo Yusuf pudieron huir y exiliarse en Fez, capital del sultanato benimerín o meriní.

En agosto de 1361, Muhammad V volvió de su exilio y se instaló en Ronda (Málaga), plaza meriní cedida por el sultán de Fez para que le sirviera de base para recuperar su trono. Desde allí, aliado con el rey de Castilla Pedro I “el Cruel”, luchó contra su primo segundo el emir reinante Muhammad VI “el Bermejo”, que había derrocado y asesinado a su también primo segundo Ismail II.

En abril de 1362, las derrotas sufridas por Muhammad VI y el descontento de los granadinos hicieron que “el Bermejo” huyera a Sevilla creyendo que sería protegido por Pedro I, pero éste lo apresó y dio muerte por su propia mano. Este hecho marcó el comienzo del segundo reinado de Muhammad V.

Una de las primeras actuaciones de Muhammad V fue la de pedir al sultán benimerín Abú Zayyan Muhammad que permitiera que su hijo Yusuf regresara a Granada, ya que aquél lo tenía retenido en Fez para obligar al nazarí a devolverle Ronda. Finalmente en junio, el sultán meriní, permitió a Yusuf y al visir nazarí Ibn al-Jatib regresar a Granada sin haber conseguido recuperar Ronda.

En junio de 1363, Muhammad V encarceló al jefe de las tropas africanas al servicio de los nazaríes y enemigos de los meriníes, los llamados guza (combatientes de la fe), y emitió un edicto por el que designaba, a pesar de sus casi siete años de edad, a su hijo Yusuf jefe de aquellas tropas. Lo hizo para acabar con el enorme poder que tenían en el emirato nazarí.

En 1370, el visir Ibn al-Jatib huyó a Fez porque temió por su vida. Las razones fueron las envidias, sobre todo la de su antiguo protegido Ibn Zamrak, y su política favorable a los benimerines en un tiempo en el que las relaciones de los nazaríes con los africanos eran muy tensas.

Cuando Yusuf se acercaba a la mayoría de edad, Muhammad V ordenó su arresto al ser acusado falsamente de organizar una sublevación contra él. Después de una investigación que demostró su inocencia, el heredero recobró su libertad y se le devolvieron todos sus honores.

En 1375, los temores del visir Ibn al-Jatib se cumplieron al ser asesinado en una prisión de Fez acusado falsamente de hereje por sus enemigos granadinos y meriníes.

El 15 de enero de 1391, después de un largo reinado que proporcionó al emirato nazarí paz, estabilidad y esplendor, Muhammad V murió dejando, además de su heredero Yusuf, una hija y tres hijos más. Ese mismo día, Yusuf II subió al trono nazarí. En esa ocasión, además de tomar el título honorífico de al-Mustagni bi-Llah (el que se da por satisfecho con Dios), confirmó la tregua que su padre tenía concertada con Castilla.

Yusuf II inició su reinado dejando la gobernación en manos del visir Jalid, un liberto de su difunto padre, al que encargó que encarcelara a sus tres hermanos varones y los dejara morir en prisión. Otro encarcelamiento que el nuevo emir ordenó fue el de su otro visir Ibn Zamrak, aunque lo repuso en su cargo varios meses después.

Antes de transcurrir un año, Yusuf II sufrió un intento de asesinato urdido por el visir Jalid. Pero la conspiración fue descubierta y el visir, junto con su cómplice, el médico judío de la familia real que había preparado un veneno, fueron ejecutados.

Sin especificar la fecha, fuentes tardías castellanas recogen un intento de sublevación de Muhammad, segundo hijo de Yusuf II, que amotinó a gran número de granadinos para intentar destronar a su padre. Pero la mediación del embajador del sultán meriní consiguió que Muhammad depusiera su actitud y volviera a la obediencia de su padre.

En agosto de 1392, Yusuf II, que había tardado unos cinco meses en comunicar la muerte de su padre y su propia entronización al rey de la Corona de Aragón Juan I “el Cazador”, firmó con éste un tratado de paz por un periodo de cinco años.

Yusuf II murió en octubre de 1392, seguramente como consecuencia de un envenenamiento. Le sucedió su segundo hijo Muhammad VII postergando al primogénito Yusuf, que años más tarde reinaría como Yusuf III.


Sucesos contemporáneos

Ir a los sucesos


Reyes y gobernantes coetáneos (sólo en la Península Ibérica)

Castilla y León:  

Rey de Castilla y León.

Enrique III "el Doliente" (1390-1406).

Aragón:

Rey de la Corona de Aragón.

Juan I "el Cazador" (1387-1395).

Navarra:

Rey de Navarra.

Carlos III "el Noble" (1387-1425).

Condado catalán
no integrado en la
Corona de Aragón:

Conde de Pallars-Sobirá.

Hugo Roger II (1369-1416).

Portugal:

Rey de Portugal.

Juan I (1385-1433).

Arriba